Cuenca existe

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996 se encuentra situada a 180 km aproximadamente de Toledo.

Cuenca se eleva majestuosa sobre la roca caliza, como si la naturaleza la hubiese esculpido para completar una inacabada tarea. Fueron al parecer los árabes, seguramente atraídos por un parco tan incomparable, los primeros en instalarse en esta ciudad. Cuenca ofrece el encanto de su monumentalidad, pero también la pujanza de una capital moderna, embarcada hacia el futuro con optimismo. Para saborear la magia de esta hermosa ciudad hay que pasear con calma por el entramado de sus recoletas calles y rincones, observando con detenimiento cada uno de los mil y un detalles que surgen por doquier. Las Casas Colgadas (que no colgantes como muchos repiten una y otra vez) son universalmente conocidas, el reclamo más popular para los visitantes. Dentro de ellas, además, se ubica el Museo de Arte Abstracto, con una valiosísima colección de los principales artistas contemporáneos: Saura, Oteiza, Chillida, Zóbel, Sempere.

cuenca11Pero Cuenca guarda otros gratos secretos, como la Catedral de Santa María de Gracia, el Palacio Episcopal, el Ayuntamiento o el Convento de San Pablo, situado fuera de la ciudad y que hoy es Parador de Turismo. La Iglesia de San Pedro, San Martín, San Antón, El Salvador, San Felipe Neri, San Miguel, La Merced. El Convento de las Angélicas, el de la Concepción Francisca, las Petras, la Ermita de la Epifanía, o el Hospital e Iglesia de Santiago atesoran importantes Museos, retablos, tallas, escudos, portadas, etc.

Las alternativas son infinitas: recorrer en coche los alrededores, como la Ciudad Encantada, el Nacimiento del río Cuervo y otros parajes fascinantes. O simplemente caminar, relajadamente, por las Hoces del Huécar y el Júcar a los pies de esta mítica ciudad, y bajo las frondosas arboledas que la flanquean, especialmente llamativas en primavera y en otoño.

Las perspectivas cambian totalmente en cada recodo de la ribera de ambos ríos. Además, la noche, siempre sugerente, aún recobra un particular hechizo en Cuenca, entre las sombras y luces de sus calles medievales. Con la acertada iluminación de sus monumentos. Desde luego, no debe perderse el viajero una visita nocturna de la ciudad desde los múltiples miradores que la circundan. Merece la pena…

 

Cuenca puede presumir de la más exquisita gastronomía: el gazpacho, los zarajos, el morteruelo o el ajoarriero forman parte de su sabrosa oferta culinaria, al igual que el cordero, ya sea al horno, a la brasa o a la caldereta. El queso de la tierra, la caza y la pesca son elementos básicos de la cocina, en la que sería imperdonable no incluir un apropiado vino manchego. Y a los postres el alajú, los pellizcos de monja o el licor de resolí.

¿Cómo llegar a Cuenca desde Toledo?

La mejor forma sin duda es por medio del coche propio o a través de la línea de autobuses Ciudad Directo que une de forma directa y sin paradas Toledo-Cuenca, si por el contrario deciden ir en su coche propio es tan sencillo como coger la N-400 dirección Ocaña, una vez en Ocaña tomar dirección Tarancón y una vez desde Tarancón seguir por N-400 dirección Cuenca, en aproximadamente dos horas estarán allí; estás dos serán las formas más rápidas del viaje, ya que si deciden hacerlo por tren tardarían el doble y tendrían que ir a Madrid, una vez allí habría que hacer trasbordo y adecuarse a los horarios ya que el tren Madrid-Cuenca salen cada mucho tiempo.

De cañas por Cuenca.

Existen varios sitios y muy buenos para tapear por esta estupenda ciudad, y probar las delicatesen típicas conquenses, aquí os detallo unos cuantos sitios muy buenos y que no se deben saltar si van por Cuenca:

 – Bar Tramontana, avd. República Argentina, 2. (la casa de los mejillones).

 – Bar Pelusa, avd. Reyes Católicos, 15. (muy buen ambiente a la hora de los pinchos y cañas).

 – Tasca Zoco, c/ Clavel, 7. (muy buenos los bocatas y las raciones que ponen).

 – La Bodeguilla de Basilio, c/ del Agua. (bar de tapas con un comedor encantador).

 – Boni-Boll, Avd. República Argentina.

– La Ponderosa, c/ San Franciso, 10. (en mi opinión es el mejor sitio de Cuenca, destacan las mollejas, la oreja de cerdo y en temporada las setas de cardo).

 Pd: Espero que si visitan esta bella ciudad la disfruten y nunca se olviden de esas dos frases célebres: “Cuenca es única” y “te voy a poner mirando pa Cuenca”.

Un saludo a todos desde banquetes.

Ismael Muñoz Ramírez.

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antiguo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s